En un estudio, Consumer Reports explicó que el agua supera el límite federal de arsénico de 10 partes por billón, al contener una cantidad de 17 partes por billón.

“En marzo, Keurig Dr Pepper proporcionó a CR el informe de calidad de agua embotellada de Peñafiel para 2018, que afirmaba que el agua tenía cantidades no detectables de arsénico. Pero la compañía dijo esta semana que había realizado nuevas pruebas, debido a las preguntas de CR, y confirmó niveles por encima del límite federal, a un promedio de 17 ppb”, dijo la organización en el estudio.

Destacó que la investigación se realizó luego de que se encontraron casos en que el agua embotellada contenía más arsénico que la llave del grifo en los hogares.

Indicó que de un total de 130 marcas, en 11 se detectaron altas cantidades de arsénico, de las cuales seis tenían niveles de 3 partes por billón o más.

Las marcas son Starkey (propiedad de Whole Foods), Peñafiel (propiedad de Keurig Dr Pepper) Crystal Geyser Alpine Spring Water, Volvic (propiedad de Danone), Crystal Creamery y EartH₂O.

Haste el momento, la marca mexicana Grupo Peñafiel no se a pronunciado al respecto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here